sáb. Feb 29th, 2020

Felipe IV, el rey de España que tuvo más de treinta hijos

2 minutos de lectura

El hijo del rey Felipe III y de la archiduquesa Margarita de Austria, nacido el 8 de abril de 1605 y que fue coronado el 31 de marzo de 1621, tuvo trece hijos legítimos, ocho fruto de su matrimonio con Isabel de Borbón, cinco de su segundo matrimonio con Margarita de Austria.

Además de los hijos legítimos, entre ellos su enfermo heredero Carlos II, se estima que el monarca tuvo entre veinte y cuarenta hijos ilegítimos. Ningún historiador ha sido capaz de concretar la cifra exacta.

Felipe IV engendró con mujeres de toda condición social fueran casadas, solteras, viudas, damas de la Corte, actrices e incluso religiosas. Sus correrías nocturnas por la noche madrileña de la época, en muchas ocasiones de incognito, favorecían sus aventuras amorosas.

Solo uno de ellos fue reconocido en vida: Juan José de Austria habido con la actriz María Calderón, conocida en su tiempo como la «Calderona» que llegó a ser persona de confianza de su medio hermano el rey Carlos II. Con seguridad se sabe que también fueron hijos suyos Fernando Francisco Isidro de Austria, legitimado en el testamento de Felipe IV, Alonso Henríquez de Santo Tomás que llegó a ser obispo de Málaga, Alonso Antonio de San Martín, obispo de Oviedo y posteriormente de Cuenca, Fernando Valdés, gobernador de la Novara, Carlos Fernando de Austria, Juan Cossío y Ana María de Austria que acabó siendo priora del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid.

Lo curioso es que a pesar de tal número de hijos, su heredero acabó siendo Carlos II, portador de numerosas malformaciones que no le permitían reinar. Mientras sus hijos ilegítimos conocido tuvieron una excelente salud, los tenidos en matrimonio no tuvieron tanta suerte.

Francisco de Quevedo, con su afiliada pluma, acusó al Conde Duque de Olivares de proporcionar al rey placer para distraer al monarca y poder manejar el reino a su antojo:

“El conde, sigue condeando y el rey durmiendo, que es su condición. Hay, parece, nuevas odaliscas en el serrallo y esto entretiene mucho a Su Majestad y alarga la condición de Olivares para pelar la bolsa, en tanto que su amo pela la pava”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.